Kong 25.

Querido Adrián Entiendo tu preocupación por tu tía, tu abuelo, que hayas eliminado lo escrito incluso por temor al pasado y sus formas, pero no hay manera de arreglar ciertas cosas ni con una máquina del tiempo, que dicho sea de paso hasta ahora no han dado señales de vida. Y tu mensaje me caló […]

Kong 14. Taiko.

Querido Von Kong. Aquí retumban los tambores. Hay marchas todos los días. En el resto del mundo la gente se inmola por venganza y matan a inocentes. Matan a otros que nada saben de la historia en nombre de la suya. ¿Qué será del futuro? Yo también te sentía distante y te pido disculpas por […]

Kong y los minicaballos

  Adrián, otra vez desde Futurlandia. Los equinos pacen en el verde como si fuera una pradera interminable. Está bueno verlos resoplar separados en bandos por el rayo de sol tenue que entra por mi ventana. Parece que se viene una, según Taka. Ahora algunos se echan al galope. Otros se quedan rondando una yegua. […]

Kong 22

  Hola, Hello, Olá, Salut, Hallo, こんにちは! Aquí Von Kong reportándose desde el piso 34 de impresoras Riviera o Rivera como algunos le dicen. Si me asomo a las ventanas puedo ver el borde superior del cartel que dice: Crear nunca fue tan fácil. Impresoras Riviera. Pero no hace falta que me asome, ya sé […]

Kong 21

Querido Adrián, Estuve repasando la cinta que nombraste. La proyecté en mi oficina durante una tarde lluviosa. El futuro no es así. Acá hay mucho verde, ya te lo dije, parece más una selva. Lo que sobran son animales, No-seres y plantas. Los androides son tercermundistas. La inteligencia artificial es todavía demasiado artificial. La siesta […]

Kong 20

Querido Von Kong, No sonó ningún teléfono. Mejor, porque me hubiera asustado. La que siempre llamaba es mi tía abuela, que ya no está, se fue. Lo sentiste y me viste en ese lugar donde nadie quiere estar. Al principio me resultó fácil de asimilar pero a la vez es raro, uno debería considerar su […]

Kong 19

Querido Adrián, Estoy persiguiendo a un piscicultor. El tema es que no cría goldfish, carpas ni nada de eso si no que se dedica a los peces abisales. Creó unos cuantos monstruos ciegos que lanzó a una piscina de un barrio cerrado. Los animales redujeron a los bañeros a unos jirones de carne. Es un […]

Kong 18

Estimado Kong, No te puedo creer lo del gorila y el tipo de cara larga. Y Taka con ellos, encima. Tus aventuras no tienen punto en común con las mías. Aunque mis aventuras creativas son gestas con principio, desarrollo y desenlace no tiene sentido que te las cuente si vos andás con No-seres de aquí […]

Kong 17

Querido Adrián (¿o debo llamarte Gastón como te dicen algunos extranjeros?) Jamás he vendido una Impresora Riviera. Sí tuve un romance ocasional con una vendedora cuando recién había sido incorporado a la empresa. Nos suelen sacar las impresoras de la mano, como diría un vendedor, así que la publicidad que hacemos es mínima. Los No-seres […]

Kong 15

  El futuro no existe. Sólo eso te puedo decir. Pero volvamos a lo terrenal. Reconozco, Adrián, que debe ser difícil no escuchar bien. Ayer me llegó un mensaje tuyo, estabas reunido con gente, cada uno decía qué cosas cotidianas lo hacía feliz, era una propuesta de una instructora de tai chi. ¿Era tai chi? […]

Kong 13

En el Hospital de Día, formaban parte del Club de los Fumadores un ex drag queen, con problemas de adicción, un chico de unos veinte años y una mujer de unos cincuenta. Entre plantas de todo tipo, el ex drag queen era habitualmente el que ya había prendido su cigarrillo y nos esperaba en la […]

Kong 11.

Hola Kong, ¿Así que anduviste persiguiendo a un enano que escupía por las orejas? Ajá. Yo te transfiero estos pensamientos desde la cola de un supermercado. Hay un pareja con un nene delante de mí. Me acordé de tu carta porque el nene le dijo a la cajera que se saque los aros, que eran […]

Kong 10.

Estimado Adrián, Lo invisible es esencial a los oídos. Aquí desde el balcón de un hotel. De a lengüetazos termino un helado. Esta golosina me arrima al nirvana cuando es buena. Si no fuera porque te transfiero estos pensamientos no estaría pensando en nada. La mente en blanco, saboreando el chocolate amargo, que sé que […]

Kong 9

Estimado Adrián, Los pingüinos siguen existiendo en mi época, pocos, pero hay. No me preocupan. La ciudad está repleta de aves de todo tipo, muchos reptiles y ardillas. Te escribo desde mi sillón volátil en Impresiones Rivera. Son muchas las novedades y pocas las ganas de transmitirlas que tengo. Lo sentiste, es inevitable. Entré en […]

Kong 8

  Querido Kong, El otro día estaba el cielo estrellado y pensé en el tiempo y en que las estrellas que vemos ya no están ahí, me acordé de vos y decidí escribirte. ¿Cómo van las cosas con Taka? ¿Siguen persiguiendo No-seres en el futuro? Por acá la gente juega a algo parecido, buscan con […]

Kong 7.

Estimado Adrián, Ayer salvamos con Taka a un Noser del suicidio. Estaba en el borde del edificio de 500 pisos llamado Austen 2. Este Noser, en vez de cabellos, tenía múltiples y diminutas serpientes en la cabeza que lanzaban ávidas dentelladas al aire. Al acercarme noté que comían las moscas que lo rodeaban. La cara […]

Kong 5

Cómo va ese futuro? Por acá te cuento que todo bien.  Este fin de semana vi King Kong, la de Peter Jackson. A mí no me gusta Peter Jackson, pero bueno, el guión de King Kong está bastante bien. Me hizo acordar  de tus cartas, más que nada de tu nombre, o mejor dicho tu […]

Kong 3

Estimado Von Kong, Gracias por escribirme. Recién te respondo ahora porque últimamente me cuesta pensar en algo, ando por las nubes. Vos te preguntabas si era un escritor o cineasta, creo que soy las dos cosas; bah es todo lo mismo, si el cine no existiera, no me quedaría otra que escribir y si no […]

Kong 2

Adrián, otra vez desde Futurlandia. Los equinos pacen en el verde como si fuera una pradera interminable. Está bueno verlos resoplar separados en bandos por el rayo de sol tenue que entra por mi ventana. Parece que se viene una, según Taka. Ahora algunos se echan al galope. Otros se quedan rondando una yegua. De […]

Kong

En nuestros días hay una ley, cuyo nombre no viene al caso, que reglamenta lo que otra persona puede crear. Por ejemplo, si sos un nerd que se la pasa en el garaje de su casa todo el día pensando y creando noseres, antes tenés que sacar un registro para poder hacerlo (recién después de los 13 años) Y te hacen leer un libraco donde explican los límites del jueguito. Digamos que no se puede crear cualquier cosa… No podes inventar animales con dientes ni garras afiladas (ahora te voy a impresionar un poquito; en nuestra época los incisivos de los seres humanos son el doble de afilados que en la tuya y las orejas se fueron haciendo un poco puntiagudas; por ahora no puedo contarte nada más, pero no hay cambios muy significativos, salvo en algunas costumbres…; las formas cambiaron rápidamente, los pensamientos no)