Seré nada. 44. Nueva novela.

44. Ersatz y Silvina sostenían una gruesa manguera anaranjada. Recorrieron el lugar con la vista. Caminaron arrastrándola hacia el escenario y apuntaron hacia arriba. El público pensó que eran bomberos y que debajo del escenario había ocurrido un incendio, así que los dejaron pasar. Además, el hedor que acompañaba a esos dos era insoportable. —Por […]

Suerte al zombi. 44. El libro.

44. EL LIBRO Cristóforo escribió sobre Luis Marte[1]: Había empezado la contienda un dios —pueden ustedes agregarle mayúscula si quieren— loco, senil y depravado, al haberlo despertado de la muerte con el objeto de que un alma humana pudiera habitar un cuerpo en descomposición, experimentando el fin de su obra maestra. No sólo la creación […]