El joven pálido 16

Corregirán que nadie avanza por los caminos, pero estos errores son claves: sin ellos nada existe o existe la nada. Entonces diremos que El joven pálido recontra avanza por el camino, como todos: AVANZA, no camina. Avanza como en el juego de la oca, más vale que te corras o te emboca, porque descubrió que …

Anuncios

La casa de Orlando

Al jubilarse, el solitario albañil Orlando levantó una casa en poco tiempo. Los techos altos, las ventanas anchas, el recibidor chico, la cocina luminosa, el dormitorio cálido, el baño grande. Cuando la terminó llevó una silla de mimbre al recibidor, donde se quedó mirando complacido la calle vacía. Esa misma tarde compró un enano de …

La repetición de los muertos (horror, cine y realidad)

Se trata de intentar el desarrollo de una hipótesis inferida de la visualización del serial y la lectura de los textos de Pezzella y Calabrese: El serial analizado, “educa(có) al sensorium humano a las nuevas formas de vida latentes en la técnica”1 (técnica segunda); ésta función pedagógica es reforzada y fijada por la “estética de …

Versión

La doncella vive en la torre. Cada tanto recibe a sus amigas y amigos. Sólo a algunos de estos últimos deja peinar su larga cabellera. El príncipe cabalga hacia la torre. A través de la ventana, ve cómo uno de los amigos de la doncella, un musculoso mancebo, comienza por peinar sus cabellos y termina …

Las palabras

    Estas son las palabras que nunca te enseñaron las que nunca se ponen ni jamás se dicen.   En una ciudad antigua las gritaban.   En Lanús una viejita las repetía, murmurando, mientras encendía la hornalla para tejer un cuento.   Estas son las palabras con las que levantan el peso pesado los …

El fantasma acomodado

El hueco de la escalera (lleno de herramientas y revistas viejas) está habitado. Cuando todos se van, cuando las cerraduras crujen, salgo y recorro la casa. El problema es que hay otro fantasma en el chalet de al lado. Es el de un hombre que supo ser viejo y rechoncho (todos saben que en nosotros …

Elortis (extracto)

Para mí, que tengo una amiga vegana, que hasta logró arrastrarme un año a una manifestación, a la que fui más que nada, tengo que reconocerlo, porque iban algunos famosos que seguía en ese momento en una serie de televisión, me parecía irreal un futuro repleto de animales. Pero Elortis estaba de acuerdo con la …

El joven pálido 15

Y el Joven Pálido persigue al Canoso por las calles No es tu padre le dijo a Diana, pero ella no lo entiende. En su mundo salvaje los hombres se afilan las uñas Adiós a las mujeres que salvan hombres en los atardeceres oscuros que se reflejan en teteras La pava vaporosa A la gente …

Kong 6

Estimado Adrián, Estoy en pleno feriado, sin laburar, bastante aburrido. Taka descubrió hace poco que uno de los animales del zoológico, un leopardo de las nieves, era un Noser. Por las noches el leopardo saltaba las rejas y se transformaba en un guardia que rondaba el predio con una linterna.  Registramos el zoo, y encontramos …

El joven pálido 14

Era tan fácil escaparse seguir el camino del prejuicio o escuchar que Diana era una especie de botinera pero el Joven pálido entendió que el viento sopla y te lleva el viento sopla, te trae y te lleva Oh, Diana, quimera especie de botinera El Joven pálido ni sabía que pensaba en vos, con lo …

Elortis (extracto)

Cuando volvimos a hablarnos, Elortis me salió con otra de las historias de la enanita. Al sur otra vez, entonces, a la casucha en esa especie de conventillo donde él tomaba mates con la viejita encorvada. Todo porque me aclaró que estaba dispuesto a convertirse en monje, quería alejarse de la sociedad para desintoxicarse de …

Kong 4

Adrián, Volvía a la noche del cine cuando me encontré a una negra sentada en el cordón de la vereda del pasaje Zelarayan. Tenía cara de nena,  y lo era, pero por momentos parecía de cuarenta; las sombras jugaban con sus facciones afiladas.  Había logrado huir de la casa con jardín selvático donde la tenían …

Elortis (extracto)

Para el biólogo Rupert Sheldrake, existía un campo hipotético que vendría a explicar la evolución simultánea de una función adaptativa en poblaciones biológicas distantes. Para corroborarlo, un tal Watson convivió con una colonia de monos que se negaban a comer papas sucias, hasta que a una de las monas se le ocurrió lavarlas en el …

Kong 3

Estimado Von Kong, Gracias por escribirme. Recién te respondo ahora porque últimamente me cuesta pensar en algo, ando por las nubes. Vos te preguntabas si era un escritor o cineasta, creo que soy las dos cosas; bah es todo lo mismo, si el cine no existiera, no me quedaría otra que escribir y si no …

Una nueva entrada en el diario

Hoy un muchacho me vino a visitar. Se comunicaba suavemente, pero estaba asombrado, tenso y triste. Creía que la vida —el mundo pensó él— le tomaba el pelo. Parece que pasar por la Biela le recuerda mis aventuras amorosas. En cambio, cuenta que una vez se encontró con una chica linda en la plaza, y …

El joven pálido 13 – Cooonde cuenta

Un sueño: hoy soñé con marcianos y una amiga en el verano un gordo vivía en el altillo y se veía el mar a lo lejos en la casa también estaba la que quería y descubría que la amiga era mía y era ella también qué son esas formas que en los sueños nos vienen …

Kong 2

Adrián, otra vez desde Futurlandia. Los equinos pacen en el verde como si fuera una pradera interminable. Está bueno verlos resoplar separados en bandos por el rayo de sol tenue que entra por mi ventana. Parece que se viene una, según Taka. Ahora algunos se echan al galope. Otros se quedan rondando una yegua. De …

El joven pálido 12

Hálito vital, qué maravilla. De una bikini se lanza en picada Y sube con el viento. Se clava en el oído el sagaz Cupido De espaldas al mar Charlando De una mirada se desprende Y tu estomago se convierte En una pecera casi vacía Como si estuvieran succionando De ese precipicio Donde tantos cayeron Y …

El joven pálido 11

Una chica que iba por la vereda del Palacio Alvear, se acercó al lombriciento Joven Pálido para mirarlo de cerca. Este personaje le repitió su cháchara. Cháchara del Joven Pálido: Me dicen el Joven Pálido, y vengo desde lejos buscando El Camino Real (es un camino que existía en mi mente, o ni eso; pero …

Kong

En nuestros días hay una ley, cuyo nombre no viene al caso, que reglamenta lo que otra persona puede crear. Por ejemplo, si sos un nerd que se la pasa en el garaje de su casa todo el día pensando y creando noseres, antes tenés que sacar un registro para poder hacerlo (recién después de los 13 años) Y te hacen leer un libraco donde explican los límites del jueguito. Digamos que no se puede crear cualquier cosa... No podes inventar animales con dientes ni garras afiladas (ahora te voy a impresionar un poquito; en nuestra época los incisivos de los seres humanos son el doble de afilados que en la tuya y las orejas se fueron haciendo un poco puntiagudas; por ahora no puedo contarte nada más, pero no hay cambios muy significativos, salvo en algunas costumbres...; las formas cambiaron rápidamente, los pensamientos no)

El guardaespaldas de Yrigoyen

    Se sabe que en el terreno de la casa donde creció Glande, había vivido un tal Barrachetti, antes policía y guardaespaldas de Yrigoyen. El ex guardaespaldas tenía joyas y armas enterradas en algún lugar del lote. El abuelo italiano de Glande, que había trabajado como un bestia toda su vida de albañil (recién …

El joven pálido 10

¡Que la piel se vuele! ¡Se desarme en pedacitos! Las uñas. Pueden ayudar, pero las uñas son piel endurecida, y nada, solamente el tiempo y otra mano completan el trabajo. El joven pálido piensa, sendereándose, emboca un pensamiento pasado, cuando llevaba la cabecita enroscada que había sido su hijo en la mochila y enseñaba máximas …

Retiro espiritual

Como en todos los colegios, a veces se organizaban excursiones. Algunas eran los afamados retiros espirituales. Aburridísimos la mayoría. Pero no todos. Ese día los bajaron del micro que había salido de Lanús y los metieron en un lugar bastante particular en San Vicente. Al final de un jardín sin límites precisos, más parecido a un bosque, donde estaban enterradas las hermanas que habían vivido en esa congregación, se veía la iglesia. Glande estaba fascinado con la tranquilidad de los árboles y de las lápidas cubiertas de hojas.

Michael Jackson

Nuestra generación, que de alguna forma todavía creía en el poder de la tecnología y la ciencia para cambiar el mundo, ha recibido un duro golpe con la noticia de ayer a la noche. Como bien dicen algunos cuentos, la desaparición física de una persona genera apariciones. Dudas, desengaños, pero también nuevas certezas. Ya sabíamos …