Inextinguible. Cortometraje. Terror. (Horror, short-film) 3′

 

 

Quiero compartir este cortometraje de terror. En su estreno fue reseñado y destacado en el sitio Horror Novel Reviews, para mi sorpresa. Decía:

“…if you’ve got three minutes and change to spare and are up for a Rod Serling-styled piece of weirdness, then check this out… big shout out to Gonzalo who gave us the heads-up on this…” Maat Molgaard / HORROR NOVEL REVIEWS

 

 

Inextinguible Horror Novel Reviews.jpg

 

Luego por pudor, como explico mas abajo, lo pase a privado durante estos años.

Lo hice para probar una cámara y unos lentes, cuando estaba intentando hacer Gualicho / Walichu de manera independiente, hace más de cuatro años.

Tal vez le tenía que haber puesto de nombre Detrás de una puerta cerrada (Behind that looked door, como la canción de George Harrison)

En todo caso, Inextinguible es un ejercicio en el género terror.

Así y todo, por pudor, entre otras cosas, luego lo mantuve oculto en el canal de Corso Films (Corsologia YouTube)

Creo que aprendí a filmar con estas cosas, los cortometrajes Entre nosotros, Cine (El corazón del silencio), Inextinguible, Motorhome, Gloria (de la época de la facultad) más otros de distinta duración que he escrito y dirigido ¡en la casa de mi abuela materna!

Por otro lado, en el largometraje Mundo tributo, además de la dirección, el guión y el diseño de producción, la distribución (muy importante este punto), hice cámara (todo lo que ven en el largometraje en Mar del Plata, más lo de Kissmanía y otras cosas, lo filmé con mi cámara, y la segunda cámara era Leo Rosales en el palco) Tuve que tomar decisiones rápidas y aprendí mucho.

Luego vendrían los guiones de ficción. Las órdenes, que escribí apenas estrené Mundo tributo y que me llevó a Colombia, Gualicho, con el que gané el premio Ópera Prima Largometraje de Ficción Blood Window / INCAA (Instituto de Cine Argentino) como autor, guionista y director y Mr. Time con el que espero mezclar la temática de identidad, aventuras y terror. Hay más pero elijo esos tres de una lista larga de guiones y proyectos que desarrollé y que ojalá, paso a paso, lleguen todos a grabarse, a rodarse, a filmarse.

Me parece bien mostrar mi proceso de aprendizaje.

Las investigaciones previas me enseñaron mucho. Las lecturas me enseñaron mucho. Meter mano en la cámara y en edición, me enseñó mucho. Ver películas también, claro, de todo tipo.

Los dejo entonces con Inextinguible.

Me verán actuando en el cortometraje. No soy actor ni tengo entrenamiento en eso así que sepan disculpar.

Creo en lo que dice uno de los personajes del film Los siete sumarais, de Akira Kurosawa; uno puede estar toda la vida perfeccionando su trabajo, verá irse a los cercanos, las canas saldrán, uno envejecerá en resumen y los demás también, y el mundo pasará mientras buscamos la perfección.

Por eso prefiero hacer y mostrar.

Es vital para mí.

¡Saludos!

Adrián Gastón Fares

5 Replies to “Inextinguible. Cortometraje. Terror. (Horror, short-film) 3′”

  1. El segundo 58 me recordó que uno de los lugares que más me han aterrorizado fue el museo del juguete [no recuerdo si así se llamaba realmente] en Buenos Aires. Ver tantas muñecas antiguas de mirada vacía y desorbitada, además de otro incidente que ahí sucedió, me hicieron de verdad salir corriendo del lugar. No salí corriendo del video, pero mi mente ya no estaba ahí, una disculpa. En cuanto a tu texto nuevo, lo que creo es que tú elegiste el género. “Cuando uno escribe, no lo hace solo con sus ideas y sus pensamientos, lo hace también con sus instintos, con sus fantasmas, con toda una parte oscura de la personalidad que se vuelca en la tarea creativa”, dice Vargas Llosa. Creo que igual yo dejé de escribir porque preferí encarar a mis fantasmas y tratar de domarlos, pero es como vaciar un pozo con una cuchara llena de agujeros. En fin, admiro mucho tu trabajo y sobre todo, los títulos. Yo he sido malísima para eso siempre.

    Le gusta a 1 persona

    1. No entendí bien lo de domar fantasmas y la cuchara llena de agujeros; lo que entiendo es que no es fácil domarlos y lo noto porque usas una metáfora para explicar por qué dejaste de escribir. Creo que la literatura creo lo de domar fantasmas, el inconsciente y otras metáforas útiles. Por lo tanto me parece que la escritura puede ser un medio expresivo necesario para comunicar algo incomunicable de otra manera, como el cine, etc. También nos permite crear algo sublime o bello o feo. Y puede ser un juego también o un ejercicio zen o caligráfico. Lo que estoy seguro es que para domar fantasmas es mejor el tiempo que la escritura (y que la escritura no sirve para eso) Gracias por lo de los títulos, es otro resultado del tiempo.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s