Uno de sus pedazos
cae sobre un remanso del Amazonas
y al hundirse
desfigura la remanente  forma
todavía completa
y un segundo antes cristalina
de donde provino.
Peces en pena.
Indios y pájaros en llamas.



Categorías:Al Margen

2 respuestas

  1. Poema, sin nombre. Conjeturas, sin dudas.

    Me gusta

  2. Era un tiempo frío, diría un amigo, Fabio.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: