El joven pálido 10

¡Que la piel se vuele! ¡Se desarme en pedacitos! Las uñas. Pueden ayudar, pero las uñas son piel endurecida, y nada, solamente el tiempo y otra mano completan el trabajo. El joven pálido piensa, sendereándose, emboca un pensamiento pasado, cuando llevaba la cabecita enroscada que había sido su hijo en la mochila y enseñaba máximas …